Jun 20 , 2020

0 translation missing: es.blogs.comments.comments

Desarrollo Keep

¿Que pasa con la experiencia de todo el recurso humano jubilado en Colombia?

Colombia es un país cuyo recurso humano es apetecido por su alto nivel de compromiso, su adaptación al cambio y una infinita capacidad de enfrentar nuevos retos, entre otras habilidades.

Los profesionales colombianos son buscadores incansables de la superación, personas que se plantean retos continuamente. Por eso invierten en su educación, en prepararse para abrirse camino y tener más posibilidades en el mundo laboral. Pero ¿qué pasa después de años y años de preparación, investigación, aprendizaje, cuando te jubilas? ¿Cuánto valora nuestra sociedad la experiencia, que en gran parte solo se gana con el tiempo?

 

¿DEBE UN EXPERTO EN CUALQUIER AREA RETIRARSE?

¿Te has puesto a pensar que va a pasar contigo el día que te jubiles, si tu personalidad es de mantenerse activo, vigente, si aún quieres sentirte útil para ti o para tu familia? ¿Es o no la jubilación solamente un paso más en la vida? ¿De verdad creemos que todos los jubilados tienen como meta, tener una finquita y regar las plantas?

Colombia cuenta con un porcentaje de población jubilada importante. Según el diario La República “Diferentes proyecciones económicas, entre ellas la de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), muestran que los adultos mayores representan cerca de 20% de la población colombiana actual y se calcula que para 2050 aumentará siete veces, mientras que el grupo entre 15 a 59 años no llegará ni a duplicarse.” Siete veces más en definitiva es una cifra importante, para un grupo que hoy en día representa el 20% de la población del país.

El mercado laboral en Colombia condena a quien es muy joven y no tiene experiencia, o bien, trata como obsoleta a una persona llena de conocimiento y sabiduría, invaluable para cualquier industria, pero que ya se encuentra “jubilado”.

Hacemos parte de una sociedad que ya debe evolucionar y conectar ese recurso humano, con emprendedores, personas que se estrenan en nuevos cargos, y con compañías que quieren capacitar a sus equipos de trabajo. Es tiempo de acabar con los prejuicios y unir la juventud y sus ganas, esos cerebros capaces de absorber toneladas de información, con la sabiduría y experiencia de quienes en muchos casos solo están retirados por un acto administrativo, más no porque sus capacidades de aportar a un proyecto estén disminuidas. No desperdiciar el talento sin importar la edad. y juntar las piezas como un lego, solo podría dar como resultado elevar en su máxima expresión cualquier proyecto, cargo o tarea de quienes puedan encender esa luz en sus cabezas.

¿Qué diría Sir Paul McCartney si le pedimos “como un acto administrativo” que se retire?

susurradores.com


Dejar un comentario